GLAUCOMA

El glaucoma es un grupo de enfermedades que dañan al nervio óptico y que generalmente comparten en común la presencia de presión ocular elevada. Esto resulta en pérdida del campo de visión o en ceguera de manera progresiva e irreversible. Sin embargo, si se trata a tiempo, usted puede proteger sus ojos y evitar una seria pérdida en la visión.

 

El tratamiento habitual consiste en controlar o reducir el nivel de presión intraocular, lo cual habitualmente se logra empleando gotas de medicamentos en los ojos. Sin embargo, cuando la presión del ojo no se controla con ayuda de medicamento o la pérdida de campo visual continúa progresando, puede ser necesario recurrir a la cirugía de glaucoma.

TRABECULECTOMÍA

 

Es la técnica quirúrgica más utilizada para la cirugia de glaucoma. Su uso está indicado en aquellos pacientes que no se logra controlar la presión intraocular adecuadamente mediante el uso de tratamiento médico o independiente de la presión ocular si su campo visual se continua deteriorando rápidamente.

   

Es una cirugía ambulatoria en la cual se realiza una comunicación entre la cámara anterior del ojo y el espacio subconjuntival, permitiendo así el escape de líquido intraocular cuando la presión del ojo sube.

VÁLVULA DE AHMED

 

La Válvula de Ahmed es un dispositivo artificial, diseñado para controlar la presión intraocular en casos complicados y de dificil manejo en pacientes con glaucoma.

 

Cuenta con un tubo de silicón unido a un plato (polipropileno o silicón) con un mecanismo valvular tipo Venturi-flow que regula la salida de líquido intraocular cuando la presión se eleva.  

 

Habitualmente se coloca en la porción superior externa del ojo y puede 

colocarse de forma

aislada, o combinado

con cirugía de

catarata. 

Dispositivo exPRESS

 

El implante exPRESS mini glaucoma shunt es un dispositivo de acero, no valvulado, que deriva el líquido intraocular hacia el espacio subconjuntival.  

 

Su tamaño es de 2-3 mm de largo y 0,4 mm de diámetro. Presenta una alta biocompatibilidad que evita la fibrosis cicatricial, causa más frecuente del fracaso de las técnicas filtrantes.

 

Es una solución a la necesidad de tener una cirugía de glaucoma con resultados mas predecibles.