Cirugía refractiva

El objetivo de la cirugía refractiva es el corregir la graduación del ojo por miopia, astigmatismo e hipermetropía y que, por lo tanto nos permite eliminar el uso de anteojos o lentes de contacto para realizar la mayoría de nuestras actividades diarias.

 

Para lograr esta meta y que la cirugía sea exitosa de manera segura, es muy importante un estudio minucioso de la forma y función de los ojos, personalizando cada caso y eligiendo la técnica más adecuada para cada paciente.

LASIK

 

La cirugía Lasik (Laser assisted in Situ Keratomileusis por sus siglas en inglés) es la técnica más extendida para la corrección de los errores refractivos. 

Este procedimiento de rápida recuperación  es completamente ambulatorio, es decir, no requiere hospitalización y  se realiza mediante la aplicación de gotas de anestesia. Durante la misma, empleamos un microqueratomo para generar un colgajo o flap en la cornea, el tejido transparente y mas externo del ojo, y posteriormente mediante la acción del láser excimer (un tipo de láser ultravioleta), remodelar el tejido de la cornea para dar la graduación necesaria al ojo. Posteriormente, el flap corneal es recolocado en su lugar para concluir el procedimiento.

Existen variantes de este esta cirugia como la queratectomia fotorefractiva (PRK) o el femtolasik, en los que varia la formacion del flap corneal  y como este se genera.